Una noche de hospital

Ella estaba celebrando la Navidad, amaneció en su nueva casa, era su primera noche. Todo había sido genial, nunca había disfrutado tanto a su familia.

Después fue a casa de su madre, vio una película (La bicicleta verde, muy buena, por cierto), durmió un rato (tres o cuatro horas), comió e hizo planes para arreglar unas cosas por la noche.

De pronto llegó su familia, no podía decir que no, así que se quedó un rato más, fueron a dar una vuelta y calculó el tiempo para hacer sus cosas.

Todo iba bien hasta que recibió un mensaje. Él estaba en el hospital, se quedaría hospitalizado. Sin dudarlo le llamó. Sólo pudo preguntar si estaba bien, después un silencio… ¿Quieres que me quede esta noche contigo?

Ella canceló todos sus planes, agarró un suéter y su computadora, salió, tomó el transporte y llegó una hora y media después al hospital.

Él en cama, pálido, sin fuerzas. Ella con miedo (algunos saben que le teme a las agujas, al suero, a la sangre y a los hospitales) se acercó y le dio un beso.

“No vengo a hablar de nosotros, sólo vengo porque quiero que estés bien, no quiero pelear, no quiero que me pidas perdón, no quiero ni hablar, si te hace más daño mi visita, me voy”, le dijo. Él aceptó.

Así pasaron las primeras horas, pidió que le hicieran la cama mientras veían el maratón de The Big Bang Theory.

Al poco rato, él le pidió que se acostara en su cama, ella aceptó. Brincó de cama en sillón toda la noche.

Nadie lo sabe, ella nunca había pasado una noche en un hospital, nunca. Ella pasó frío toda la noche, toda. Ella lo hizo por amor, ¿amor?

Ella sabe que aunque hayan pasado cosas horribles, a pesar de que él la culpó, le mintió, se fue de casa y más, ella lo quiere. ¿Cómo es eso? Sólo ella lo sabe.

Pasaron las horas, por fin amaneció, ella casi ni durmió. Los enfermeros entraban toda la noche, él roncaba toda la noche, ella temblaba toda la noche.

Al otro día llegó el baño, ella lo ayudó, ya se conocían, llegó su familia, ella quiso salir corriendo.

Hablaron de todo y nada. Ella no quiso dar detalles de su nueva vida, él tampoco, así que hablaron de videojuegos, él se había comprado uno, ella había estado jugando, hablaron del libro que compraron juntos, él lo perdió y leyó otros nueve. Pronto llegó la pregunta incómoda, “¿sales con alguien?”. Ella no tenía tiempo para salir con alguien, ni ganas.

Llegó la despedida, ella había dejado cosas inconclusas, tenía trabajo y más, tenía que irse. Qué difícil.

Ella dijo adiós, él no la soltaba, casi le arrancaba el brazo. “No te vayas, regresa, te amo, lo haré bien, confía en ti, en mí, eres todo para mí. ¿Vas y vuelves?”. Ella dijo simplemente adiós.

Pero, ¿cuántas despedidas más habrá? Ella espera que sea la última, le dolió todo, pero quería cerciorarse que estuviera bien. Él lo está, ella no sé.

Anuncios

Acerca de Dalila Andriano

Periodista, deportista, clinomaniaca y ahora toda una #SeñoraDeLaCasa.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Una noche de hospital

  1. Quería preguntar lo que la descripción me respondió aún sin saber que algún día sería leída por mis preguntas. Ahora sólo me queda la tristeza por él, por lo que no sabe que ella sabe, aunque sea pura incertidumbre. Triste porque a pesar de saber quizás él no lo pueda entender, porque a veces las palabras parecen dichas en dimensiones distintas separadas por el tiempo aun estando en la misma habitación.

    • El tiempo influye mucho y aunque las dimensiones parecen distintas, solo de algo estoy segura, el amor no cambia, sólo se ve de diferente perspectiva. Muchísimas gracias por tu comentario. Me encanta ver lo que las palabras pueden transmitir y crear en cada persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s