Dolor

Duele como cuando te quemas con algo, como cuando dejas de comer por días, como cuando te encierran y te privan de tu libertad.

Duele tanto, al limite de cegarte de la realidad, de llevarte al rincón más oscuro cuando afuera es un día soleado.

Duele como cuando tocas el hielo, como cuando te falta respirar, como cuando te accidentas y no te puedes levantar.

Duele como cuando piensas que encontraste algo o alguien para ser feliz y se va. Duele como el abandono de un padre, de un amigo, de un hermano, como el de todos juntos y a la vez no te queda ninguno.

Duele como antes, pero ninguna es la misma, el dolor es diferente. Esta vez duele más.

Duele haberte tenido, duele haberte perdido, duele tener tu recuerdo, duele como la muerte.

Anuncios

Acerca de Dalila Andriano

Periodista, deportista, clinomaniaca y ahora toda una #SeñoraDeLaCasa.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s