Una mentira puede durar 16 años 

Ella había tomado como cierto lo que le había contado su familia desde los diez años. 

Esa mentira la hizo suya, era parte de su vida, la ayudó a darle un cierre a la etapa más dolorosa de su vida. 

Desde pequeña ella dejó de creer en Dios y en muchas cosas más. Además estaba enojada por la situación, con la gente, con la vida y más. Eso cambiaría pronto, bueno 16 años después. 
Un día un hombre le dijo que lo que ella creía era una mentira, lo quiso componer, ella simplemente lo ignoró y lo bloqueó de su mente. 

Después llegó una mujer, ella no sabe si quiso hacerle daño o simplemente lo dijo sin pensar, ella le dijo la verdad, esa mentira ya no duraría ni un año más. 

Ella hizo lo mismo, no le tomó importancia, pero durante casi un año estuvo guardando eso, dudando, cuestionando las cosas, recordando la situación y si seria posible que en lo que ella había creído tantos años podría ser mentira. 

Llegó el día, ella no lo escogió simplemente explotó, increpó a su familia, ésta la llamó a una reunión urgente. 

Previamente, ella había tratado de pensar en todos los escenarios y afrontarlos lo mejor posible, pues ya los había estudiado. Había pensado en su reacción y en que no quería herir a nadie y que sus razones habría tenido su familia. 

Ella llegó, su familia estaba ahí, la esperaba. Sin demorar las cosas sólo le dijeron “sí te mentimos y lo sentimos, no te quisimos hacer daño, pensamos que lo correcto era ocultarte las cosas”. 

En el fondo ella lo sabia, en el fondo estaba en shock, en el fondo quería salir corriendo, en el fondo se quería quedar a escuchar la historia completa. Se quedó, la escuchó y así terminaron 16 años de espera. 

¿Por qué mentirle a la gente que amas? ¿Creen que pueden proteger a alguien de la verdad toda la vida? 

Ella cree que no es así, pero también aprendió a perdonar, entendió las razones de su familia, sabe que a ellos también les dolió y mucho. 

Ella ahora tendrá que vivir con la verdad aunque duela, pero se puso un reto. Ser lo más honesta posible y no guardar más mentiras, menos a la gente que ama. Y lo más importante, dejar de mentirse a sí misma.

Una mentira puede durar lo que uno aguante o puede salir a buscar la verdad. Bien dicen que la verdad nos hace libres y así es. 

Anuncios

Acerca de Dalila Andriano

Periodista, deportista, clinomaniaca y ahora toda una #SeñoraDeLaCasa.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s