La despedida 

Prometo amarte toda la vida, nunca olvidarte, pero ya es tiempo de despedirnos. 

Siempre pensaré en ti e iré a visitarte, pero tengo que decirte adiós. 

Afrontaré la realidad y dejaré de atarme a tu recuerdo. 

Ahora te llevo tatuado en mí y será el más fiel recuerdo de nuestro amor.

Un amor que fue sincero mientras duró, ahora será eterno pues tú y yo sabemos que esto no tiene fin. 

En mis sueños siempre estarás así como en mis plegarias y rezos. 

Prometo ser mejor persona para que estés orgulloso de este pedacito de carne que dejaste en la tierra. 

Así como también cuidar lo que dejaste y darle el doble de amor aunque algunos piensen que no lo necesitan. 

Ahora sé que puedo perdonarte, perdonarme y marcar una línea, pero nunca una distancia entre los dos. 

Te amaré por el resto de mi vida porque así me lo demostraste cuando me acompañaste aquella vez a escoger mi pecera, cuando sacabas el dinero de mi alcancia y me enseñabas a hacer trampa bajo la mesa en los juegos de azar.  

Es una despedida, pero sólo es para estar en paz y dártela a ti porque así lo necesitas. 

Esta será nuestra despedida en forma de tortuga y sólo tú y yo sabremos lo que significa. 

Anuncios

Acerca de Dalila Andriano

Periodista, deportista, clinomaniaca y ahora toda una #SeñoraDeLaCasa.
Esta entrada fue publicada en Amor y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s