Adiós pedacito de compromiso

Llegó el martes. Ella se decidió. Tenía que decirle adiós. 

No era porque ella se aferrará a algo que ya se había roto. A algo que ya había dicho que no lo quería más. No, era porque tomar en un principio esa decisión meses atrás y decir adiós le costó mucho trabajo y la verdad, olvidó donde lo tenía. 

  
Adiós a un pedacito de compromiso que no funcionó, a algo que prefirió matar antes de echarse a perder la vida con el hombre de la máscara perfecta. 

Adiós porque sabía que nadie lo conocía, todos creían que era la mejor persona, ella también al principio, hasta que la verdad salió. 

Vivir con alguien siempre saca a relucir lo mejor y peor de la gente, no se puede esconder la realidad, y no habla de los malos hábitos de dejar todo tirado y usar la misma ropa sucia diez veces, no eso siempre se puede tolerar. 

    
Adiós a un anillo que significó muchísimo para ella, para él no sé. 

Adiós porque el tiempo llegó, ella necesitaba deshacerse de él y del anillo también. 

Adiós, pero nunca a esa emoción tan linda que sintió al recibirlo pues no paró de llorar al verlo. Sí hasta luego, porque espera experimentarla de nuevo.

  
Fue lindo, no fue lo mejor pero sí cumplió su único objetivo: lucir bonito en su dedo, pero esto no es suficiente para mantenerlo, prefiere que alguien más le de el significado que merece, así que… Adiós. 

Anuncios

Acerca de Dalila Andriano

Periodista, deportista, clinomaniaca y ahora toda una #SeñoraDeLaCasa.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Adiós pedacito de compromiso

  1. Nah dijo:

    Cosas así pasan más de lo que uno imagina. Por mi parte, lamento que algo que comenzó de manera hermosa terminara así, pero a su vez me alegro porque no haya llegado a más y no haya cometido el error de muchas personas: seguir por compromiso/costumbre. Duele, pero abre nuevas puertas. Espero que la lleven a un lugar mejor.

    • “Nada es para tanto y nada es para siempre”, difícil de asimilar pero cierto. Sí quizá fue doloroso, pero fue lo mejor para ella y ambos, la costumbre es algo que debería estar prohibido en la vida. Te invito a leer “Comenzar de nuevo”, la puerta se abrió.
      Saludos Nah y gracias por leer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s