Comenzar de nuevo 

Ella se divertía, pues total era soltera, pero no sola. 

Hace un rato había terminado su peor relación. Se hizo una promesa, no volver a lo mismo, no caer, no más relaciones por un rato. 

Pero al verse y sentirse bien la gente lo nota, los hombres también. Ella sólo disfrutaba la vida y al fin, su libertad. 

El primero en acercarse fue uno de sus amigos, “me gustas” le dijo, ¡chin! Ella no estaba lista para esto quería salir corriendo. 

No sabía cómo decirle que no confiaba en los hombres y lo que menos quería era una relación. ¿Por qué no sólo podían seguir siendo amigos? 

Platicaron, él le dijo que ahí estaría cuando estuviera lista. Ella obviamente no quería nada. 

El segundo llegó por coincidencia de un tatuaje, el tercero por un carnaval, el cuarto por casualidad, el quinto por una fiesta, el sexto, un amor de tiempo atrás. 

Así siguieron llegando. Ella era amigable, pero cuando sentía algo más, se convertía en veneno vil, paraba todo y se negaba. Obviamente no quería nada con nadie. 

No se sentía lista, ¿acaso quería guardar un tipo de luto? No, pero tenía miedo. Después de todo somos humanos, las emociones y el recuerdo de aquel dolor aún no sanaba. El terror de volver a vivir lo mismo, a terminar igual, a salir lastimada, ¡no! Eso ya no iba a pasar. ¿O quien sabe?

Sin esperar nada llegó. Él era todo lo contrario a lo que había tenido y buscaba en los hombres. Todo. 

No era alto, delgado, presumido, antisocial, arrogante, supermega intelectual, mamón y complicado. No, él era todo lo contrario, casi perfecto. 

Se acercó raramente, aunque ya que lo analizaron ella inconscientemente lo invitó a empezar esto o lo que quiera que esté pasando. 

Al principio un beso, una salida, pláticas por teléfono, caricias, pláticas en la cama, abrazos, todo menos sexo. Ella no quería intimar más. 

#Dicen que el enamoramiento o conocer a alguien como para gustarse sólo dura tres meses. Ella está dispuesta a vivirlo. #Dicen que también es de lo más rico. 

Empezaron a “salir”, así le llaman, aún sin título, sin presentarse a sus padres, a sus amigos, sin formalidades, pero ¿quién las necesita?, ¿para qué sirven?, ella sabe que lo que siente esta padrísimo, es real y eso es lo único que importa. 

Ella está comenzando de nuevo, está sintiendo algo combinado con miedo. Ella no recordaba esta sensación, quizá sea nueva. No lo sabe, pero…

Va a disfrutarlo mientras dure, como todo. Aún no sabe qué vendrá. Ella tiene planes de irse, él no lo sabe, pero por ahora así está bien. Ella seguirá disfrutando y amando dormir a su lado, entre esos brazos y piernas que prometieron protegerla y hacerla feliz. Ella lo está y a su lado es aún mejor que cómo te lo pintan en los medios. 

Anuncios

Acerca de Dalila Andriano

Periodista, deportista, clinomaniaca y ahora toda una #SeñoraDeLaCasa.
Esta entrada fue publicada en Amor y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Comenzar de nuevo 

  1. Excelente entrada!!
    Felicidades Dalila, tu narrativa es estupenda y haces que las emociones se trasladen a los momentos de Ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s