No quiero tener un hijo, sólo quiero decidir sobre mí 

Ella ya había pasado varios años cuidándose para no embarazarse.

Ella estaba enamorada, platicó con él sobre la posibilidad de algún día tener un hijo. Después de años de negarse a esto (ella), al fin había aceptado lo que en el fondo quería.

Sí quería un hijo, pero no ahora ni en un año o dos. Tenía planes que quería cumplir antes. Y claro, había que encontrar a alguien que la acompañara en este proceso y que se emocionara con la idea de ser padres.

Ella le planteó la posibilidad de usar otro método anticonceptivo. Por años había usado el mismo y creía que era tiempo de cambiar.

Él simplemente ignoró un poco la conversación, para él era muy cómodo que ella se cuidará.

Él un día se fue y aunque esto ya era común, ella decidió ir a cambiar de método. El doctor le dijo que tenía que esperar unos meses, justo le dio el tiempo para que él volviera.

Ellos volvieron y simplemente ella lo olvidó o quería ocultarlo, no lo sé.

Cuando volvió a su cita con el doctor, éste le recordó que si estaba segura de que usaría otro método. Todo explotó.

Él no pudo disimular su molestia, este le dijo “oye esto no lo puedes decidir tú, es algo que se habla”. ¡Puffffff! ¿No lo puede decidir ella?

Ella le respondió que quería otra cosa que no afectará su cuerpo. Él se negó “si te quieres embarazar, este no es el momento”. Claro, él ya tenía un hijo, ella no.

¿Por qué carajos dejamos que nos manipulen de esa forma? ¿Por qué ella no puede decidir sobre su cuerpo?

Algo era claro, ella no quería “amarrarlo con un hijo”, de hecho ahora que lo piensa nunca hubiera querido tener un hijo de él, ella sólo quería dejar descansar a su cuerpo. Usar otro método, ¿acaso eso no lo puede hacer por alguna extraña razón de ley de pareja?

Cualquier hombre se hubiera espantado de que ella dejara de cuidarse, pero esto no sería así, ella solo cambiaría de método. Él no la entendió.

Años de relacion, “amor incondicional” y más, no le bastaron para comprenderla.

Esto chicas, no es una relación y mucho menos amor.

Acaba de pasar el Día Internacional de la Mujer, en el cual no felicito a nadie, pero celebro que las mujeres puedan defender sus derechos y ahora les pido que no seamos una cifra más.

-Cada 13 minutos una mujer es víctima de algún tipo de agresión.

-Según la OMS, las tasas de prevalencia de violencia sexual contra las mujeres por parte de su pareja u otras personas dentro del grupo de edad de 15 años de edad o mayor son las siguientes: África: 45.6 %; América: 36.1 %; Mediterráneo Oriental: 36.4 %; Europa: 27.2 %; Asia Suroriental: 40.2 %; Pacífico Occidental: 27.9 %.

-En América Latina, entre el 17% y el 53% de las mujeres alguna vez casadas o en unión libre declararon haber sufrido violencia sexual, física o psicológica de parte de un compañero íntimo. Para algunas mujeres, el abuso verbal, la coerción, el aislamiento, la privación, las amenazas y la humillación son peores que el abuso físico.

-En los últimos cinco años se han registrado en México casi 3 millones de casos de violencia sexual, lo que equivale a 600 mil casos por año y a mil 345 casos por día, revela un estudio financiado por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

-En México, entre 2010 y 2015, 90% de las víctimas de violencia sexual son mujeres, es decir 2 millones 696 mil 562, y que nueve de cada 10 agresiones son cometidas por hombres de entre 16 y 45 años.

-Sólo 10 de cada mil agresores sexuales son consignados ante un Ministerio Público en el país.

 

Anuncios

Acerca de Dalila Andriano

Periodista, deportista, clinomaniaca y ahora toda una #SeñoraDeLaCasa.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a No quiero tener un hijo, sólo quiero decidir sobre mí 

  1. Nah dijo:

    Es bastante triste como a veces por algo que se puede hablar y hasta debería entenderse sin tanto rodeo, se termine una relación que debería ir viento en popa. Pero por otro lado…mejor. Creo que las situaciones de este calibre son las que demuestran realmente con quienes estamos, ¿no? Todos podemos ser “buenos”, pero la realidad se ve en situaciones más especiales que simplemente la rutina.
    Y ni hablar de que ella tiene todo derecho a decidir sobre su cuerpo. Es algo que algunos no terminan de entender.

    • Efectivamente, creemos que nuestra relación es estable y va de lo mejor, pero cuando por algún descuido una chica sale embarazada es cuando las reacciones de ambos deja ver en realidad de qué está hecha la pareja o si sólo era una pinta de perfección y amor surrealista.
      Gracias por el comentario Nah.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s