Carta al abuso de confianza 

Todo comenzó hace casi 13 años. Una relación en la que más que amistad, había hermandad.

Pasaron los años aumentó la confianza y el amor.

Conocí a toda tu familia, te abrí mi casa a pesar de tus mentiras y te presenté a la mía.

Lloramos juntas. Nos contamos nuestras primeras veces de muchas cosas. Nos regañamos de tonterías. Nos cuidamos. Nos extrañamos. Nos escribíamos.

El tiempo seguía y nuestra relación se fortalecía o al menos eso creía.

Las llamadas por teléfono eran interminables. No recuerdo de qué tanto hablábamos o de qué podíamos hacerlo si nos veíamos todo el tiempo.

Los años pasaron. Crecimos. Así como las noches en tu casa bebiendo y platicando con tu madre. Hasta esa confianza llegamos.

Recuerdo aquella vez en la que habló conmigo para que te insistiera en que siguieras estudiando y así lo hice.

Hubo fiestas, bodas, cumpleaños y embarazos. En todas quise que estuvieras, pues eras la relación más fuerte que consolidé.

Después qué pasó. ¿Todo cambio? Cambiaste tú. Porque mi confianza y amistad siguió hasta hoy, pues yo puedo permitir tus mentiras, tus falsedades, tus hipocresías, pero que las hagas a mi familia. Eso no.

Te brindé la confianza, un trabajo, mi casa, mi familia y lo tiraste por la borda.

Ahora no sé si creer en el robo sospechoso en el cual participaste, en los hombres que metías, en el dinero que faltó, en el problema que sabemos que no existe, pues mi habilidad para conocer la verdad es increíble.

Ahora sé que no te creo, que fue abuso de confianza, que lo que alguna vez te ofrecí hoy te lo quito todo de tajo.

Gracias a ti hoy sé que la gente se puede convertir en lo peor y que no hay que confiar en nadie, menos en ti pues no eres persona digna de mi confianza ni de tu familia ni de mucha gente más.

Ahora sé por qué la gente obtiene lo que merece, ahora sé que no te merezco y por eso mismo espero nunca más verte cerca ni de mí ni de nadie quien conozca.

Gracias por la falsa amistad que hubo porque fue más grande tu falta de compromiso. 

¿Qué más fue mentira además de ti?

Anuncios

Acerca de Dalila Andriano

Periodista, deportista, clinomaniaca y ahora toda una #SeñoraDeLaCasa.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s